Por la boca no solo muere el pez


Cuanto más comes más envejeces, así lo demuestra un estudio realizado por Científicos del Instituto Salk de California, liderado por el español Juan Carlos Izpisúa, tras un estudio en ratas basado en reducir sus calorías para prevenir el envejecimiento celular.

Según el informe publicado en la revista Cell comer menos retrasa el envejecimiento de nuestras células que es el factor para muchas enfermedades como cáncer, demencia, diabetes y síndrome metabólico. La restricción calórica ha demostrado en modelos animales ser una de las intervenciones más eficaces contra estas patologías relacionadas con la edad.

Según Izpisúa Belmonte, profesor del Laboratorio de Expresión Genética del Instituto Salk de California, “La limitación calórica aumenta la duración de la vida, pero ahora hemos demostrado todos los cambios que ocurren en una sola célula para que se produzca esto. Esto nos da los objetivos sobre los que podremos actuar con diferentes medicamentos para tratar el envejecimiento en los humanos”.

El estudio en cifras

En el estudio se compararon ratas que comían un 30 % menos de calorías con ratas con dietas normales. Las comidas fueron controladas desde los 18 meses hasta los 27 meses (en los humanos, esto sería equivalente a que alguien siguiera una dieta con restricción de calorías desde los 50 hasta los 70 años). El equipo de Izpisúa Belmonte analizó un total de 168.703 células de 40 tipos en 56 ratas. Las células procedían de tejidos grasos, hígado, riñón, aorta, piel, médula ósea, cerebro y músculo. El 57 % de los cambios relacionados con la edad en las ratas con dieta normal no estaban presentes en aquellas con dieta restringida en calorías